El Balance: vida y trabajo en Venezuela

POST 2017 (8)

Diariamente los padres nos despertamos y desde muy temprano comenzamos a prepararnos para cumplir con nuestras agendas, el desayuno de los niños, sus uniformes y el horario de entrada al colegio.

Después seguimos con nuestra ruta a la oficina; y al terminar la jordana, volvemos a casa a cenar en familia; justo es ése el momento  para hacer un alto y tomarnos el tiempo de conversar sobre las actividades del día. Este formato se repite alrededor de 4 veces por semana y nos permite revisar cómo encontrar espacios diferentes para compartir e integrar la familia con nuestras agendas. Lejos de ser monótono, cada día debe convertirse en una experiencia enriquecedora, al ir modificando con pequeños detalles los horarios y actividades. Un día una terapia luego del cole, una parada en un parque, pasar por el súper a comprar una merienda, comprar comida para cenar en casa o comer en el adorado MC DONALS, se convierte a ojos de los pequeños en toda una aventura. Tratar de ponerse en ésos pequeños zapatos y ver el mundo desde ochenta centímetros del suelo, permite que tu mente llena pendientes y actividades se desligue del trabajo y logre una desconexión sana y necesaria para la mente al terminar la jornada.

bench-accounting-49025

Al retomar el trabajo debemos enfrentar cada actividad con una visión fresca. Es cómo intentar ver todo con sorpresa, cómo si la estuvieras viendo por primera vez. Esta lucha diaria es una batalla que debemos asumir con mucha determinación; ya que constantemente somos bombardeados por noticias desconsoladoras, que hacen cuesta arriba mantener una buena actitud. Es allí cuando se hace imprescindible filtrar todo lo que llega a tus sentidos; desde redes sociales hasta grupos de mensajería instantánea están llenos de elementos distractores y negativos que nos infectan de desesperanza.

La desesperanza, tratando de filosofar, se convierte en un virus que utiliza todos los medios a su alcance para infectar todo a su paso. No se trata de levantar un muro (muy de moda en estos tiempos), se trata de darle el justo peso a cada noticia, entendiendo cómo nos afecta a los venezolanos en general y cómo podemos sobrellevarla a nivel personal, sin perder las ganas de luchar día a día por nuestras metas.

caleb-jones-131203

Diariamente nos convertimos en los maestros y tutores de nuestros hijos y sobrinos, olvidando muchas veces lo mucho que podemos aprender de ellos. Debemos bañarnos de un poco de inocencia para poder disfrutar de un atardecer caraqueño, de una comparsa de carnaval o de un simple día junto a la familia, que es a la final nuestro principal y más soñado proyecto.

FirmaElec_Modusistema_RVergara

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s